martes, 19 de julio de 2016

COMO COMBINAR LOS COLORES




Hacer alianzas con nuestro vestuario es mucho más sencillo de lo que parece. Olvídate del miedo a mezclar dos, tres o infinitas tonalidades. No hay normas, ni reglas establecidas, solo tus ganas de probar y arriesgar marcarán el resultado. Aun así, he tratado de buscar respuesta a esta eterna pregunta que te haces delante del armario: ¿qué colores combinan mejor entre sí ya que  es muy importante mezclar bien las tonalidades para lograr armonía en tu look.  Zapatos con cartera y cinturón es lo básico, pero si quieres lucir más especial, debes aprender a combinar  los colores para poder vestirte de una manera más divertida y menos plana.

El negro:

Es el color  de la  noche y del invierno, se ve muy bien en abrigos, chaquetas y bufandas. Es un color espectacular, porque tiene la gran cualidad de adelgazar y  además es el color de la elegancia de allí que la mayoría de mujeres y hombres van de traje negro a las fiestas más elegantes.
Combina fácilmente con la mayoría de  colores,  pero no lo trates de usar con otros tonos muy oscuros como el café o el azul medianoche. Tampoco lo uses  todos los días y mucho menos en todas  tus prendas,  por que este color también representa  el luto.


El Blanco:

Es el color básico en nuestro armario, es el comodín perfecto, seguro que tienes mas de una blusa en este tono. Combina muy bien con casi todos los colores,  aunque no debe lucirlo con  beigs o con  marfil; Es ideal para lucir en el verano o en climas cálidos, y lo puedes llevar  no solo en camisas, es perfecto en vestidos  cortos y maxi vestidos, pantalones y hasta en zapatos.
Para climas  fríos  lo ideal es llevarlo cerca del rostro en pashminas,  camisas, tops y prendas deportivas. El color blanco representa  la pureza por eso se lleva en los vestidos de novia y es el preferido de todas, combinarlo con el rojo o azul marino para demostrar seguridad y confianza en uno mismo.


El Gris:

Es un color  neutro que combina muy bien con colores vibrantes de la gama de los rojos como el vino tinto y el magenta, también se ve muy bien con tonos verdes y azules. Y es un excelente aliado del blanco y del negro. A demás en accesorios brillantes o mates el plateado da mucha elegancia al vestir y se puede llevar con todos los colores cálidos. El gris es un color elegante y muy discreto.



El verde:

Es un color poco usado por las mujeres ya que se asocia mas con el vestuario de camuflaje, sin embargo en vestidos de fiesta está muy de moda en sus tonalidades mas encendidas como el verde esmeralda, el verde ácido, o el verde aguamarina. Si vas a usar  un verde habitualmente usa el verde oliva o el verde militar y combínalo con tonos de color tierra o arena ya que en su versión militar permite un gran abanico de posibilidades no solo con los tonos tierra, si no con la gama de pasteles y neutros. Para su forma más oscura se reserva el amarillo y el naranja, y para el tono agua o esmeralda fíjate en el rosa. 


Café o marrón:

Este color pertenece a los colores tierra y la mejor manera de usarlo es combinado con otros tonos  de su misma gama como los colores arenas nunca fallan ( beige, champagne, marfil )  y colores como el bronce, oro  y ocre, si no te atreves a probar con gris o verde.
Es un color que no puede faltar en tu armario, además es el color por preferencia del cuero, se ve muy fino  y elegante en carteras, botas y chaquetas. También úsalo con azules en toda su gama desde el azul cielo hasta el agua marina.



El azul:

El  color de casi todos los jeans, es un color que  va muy bien con el gris, los rojos y  los tonos cremas. Si es muy oscuro al igual que el negro estiliza la figura y adelgaza, y si es muy claro  como el azul cielo es ideal para usarlo cerca del rostro ya que aporta luz a tu atuendo.
Es un color informal si lo llevas en tus jeans válido para todas las temporadas, combinado con botas altas para salir en la noche o con balerinas planas para un día de shopping.



Rosa: 

Un caso similar al del azul en el que es la tonalidad la que marca sus parejas. Utiliza el gris y el blanco para relajar y el negro para añadir fuerza. Verde y marrón también encajan con el rosa más suave.


Rojo:

Aunque el negro y blanco siempre suelen ser los más recurrentes, puedes atreverte con mezclas más explosivas como el antaño prohibido rojo. 


Naranja:

Los tonos tierra y el blanco son sus amigos habituales, aunque gris y azul marino también pueden dar lugar a una mezcla interesante. 



Amarillo:

Al ser un color cálido, sus aliados los encontrarás en la gama de los fríos como el azul o el verde. También granates y morados si no tienes miedo a destacar. 



Morado:

Naranja, marrón, rojo, gris y, sobretodo, toda la gama de lilas y malvas para suavizar. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario